Buscar
06:24h. miércoles, 12 de mayo de 2021

Contundente triunfo del cambio de Constitución en Chile

Con un 78% de votos de la población austral a favor de derogar la Carta Magna que data de la dictadura de Augusto Pinochet, el país suramericano inicia un proceso de transición que muchos expertos llegan a comparar con la caída del gobierno militar a principios de los años 90.

constituyente-chile
Fuente: Telam

El aplastante resultado se dio luego de los comicios consultivos que se llevaron a cabo el pasado domingo en el territorio chileno y a través de los respectivos consulados en todo el mundo. Esta iniciativa fue impulsada por el mandatario austral Sebastián Piñera y capitalizada por las fuerzas de oposición en medio de los estallidos de protesta social causados por la evidente desigualdad social que contrasta con el crecimiento de la economía de este país durante los últimos 40 años.

Las reformas que pretende este nuevo articulado de leyes, que surgió como fruto del consenso entre las fuerzas políticas del oficialismo y los detractores del Presidente Piñera, son principalmente erradicar los fantasmas de la Constitución de 1980, promulgada por la entonces dictadura militar del General Augusto Pinochet, la cual muchos analistas afirmas es la raíz de todas las desigualdades de la nación suramericana; al tiempo que busca equilibrar las cargas de poder, ofrecer mayor cobertura en servicios básicos a la totalidad de la población, mayor reconocimiento de las comunidades minoritarias del país y regular las actividades de la Fuerza Pública, uno de los temas más polémicos de estos cambios y que llegan a colación a raíz de las múltiples denuncias de abuso de autoridad por parte de la Fuerza Pública durante el último año de manifestaciones en todo Chile.

Con un participación del más de 15 millones de chilenos y chilenas, un margen de participación mayor incluso al de las elecciones del Plebiscito que buscaba mantener en el poder a Pinochet, en las que ganó el No a su permanencia en 1988; los chilenos votaron por la aprobación de una nueva constitución, opción que ganó el 78,27%, frente al 21,73% que obtuvo la opción de mantener la Carta Magna que cumpliría cuatro décadas de vigencia hasta el día de ayer.

También se aprobó como el órgano deliberativo que conformará la nueva Ley Estatuaria General, el mecanismo de Asamblea Constituyente que se llevó el 78,99% de los sufragios. Lo que significa que este ente será compuesto en su totalidad por más de 155 constituyentes elegidos en su totalidad por voto popular el próximo año.

En alocución radiotelevisada, el mandatario chileno reconoció el triunfo de la opción constituyentista, a la par que llamó a la unidad y reconciliación del pueblo araucano: “Hoy los chilenos y chilenas han expresado libremente su voluntad a través de las urnas, eligiendo la opción de una convención constituyente, por primera vez con plena igualdad entre hombres y mujeres, para acordar una nueva constitución para Chile. Hago un llamado a la unidad para enfrentar los grandes desafíos del futuro. Y les pido a mis compatriotas que estemos a la altura de este desafío histórico. Para que este proceso constituyente dé frutos, todos los hombres de buena voluntad debemos entregar lo mejor de nosotros, practicar el respeto y la tolerancia, tener voluntad de acuerdos y rechazar la violencia” dijo Piñera en su intervención.

Por ahora, los festejos de la mayoría de los chilenos, que empezaron a horas del cierre de las urnas en la icónica Plaza Italia, epicentro de las manifestaciones, se mantienen hasta el momento de la publicación de esta nota. Con esta determinación ciudadana inicia un largo proceso de transición constitucional para el cual, los chilenos volverán a las urnas el año próximo a elegir a los constituyentes junto con los gobernantes locales, los órganos legislativos y al próximo Presidente; hasta el año 2022 cuando se prevé que se vote la aprobación de la nueva Constitución punto por punto.