Buscar
19:09h. jueves, 05 de agosto de 2021

Y paró el mundo, porque Quino se ha bajado. El adiós al mítico creador de ‘Mafalda’

El caricaturista argentino, quien a través del personaje de una tierna niña puso a pensar al mundo sobre las desigualdades e injusticia del mundo contemporáneo, dejo de existir a los 88 años de edad.

quino-mafalda
Fuente: El Espectador

La noticia fue dada a conocer en horas de la mañana por parte de sus editores a través de la red social Twitter. El dibujante cómico cuyo nombre de pila era Joaquín Salvador Lavado Tejón, falleció en su residencia de la ciudad de Mendoza (Argentina), su ciudad natal, a causa de un accidente cerebrovascular, producto de complicaciones previas que ya venía padeciendo.

Lavado, quien para la posteridad quedó con el nombre de ‘Quino’, sobrenombre que su familia le puso para diferenciarlo de uno de su tíos que se llamaba igual, nació el 17 de junio de 1932 en la ciudad de Mendoza (Argentina), en el seno de una familia de migrantes españoles que arribaron a la nación rioplatense a principios del siglo XX. Desde muy pequeño, mostró su pasión por el dibujo, su paso de la infancia a la adolescencia estuvo marcado por la pérdida de sus padres, lo que lo motiva a dejar el dibujo como afición para profesionalizarse en la Escuela de Bellas Artes de su ciudad natal.

Quino Archives | Smash Mexico

Fuente: Smash México

Luego de prestar el servicio militar con el Ejército argentino, se radica en la ciudad de Buenos Aires en 1954, a partir de entonces, empezó a publicar sus caricaturas en diversas publicaciones impresas como en el semanario Esto Es, donde se publicó su primer trabajo, y de ahí en adelante, en revistas como Leoplan, Rico Tipo, TV Guía, Vea y Lea, Panorama, Atlántida y en el diario Democracia entre muchos otros.

Para el año de 1964, nace su obra cumbre, la niña de su ojos: “Mafalda”, quien inicialmente nació como una fallida promoción para una reconocida marca local de electrodomésticos, se convirtió en la cara de las familias de clase media de la Argentina en tiempos de convulsión política y símbolo de las juventudes que luchaban contra la opresión y en pro de las libertades civiles.

Fuente: Fabulantes

Fuente: Fabulantes

Desde su primera publicación, en el diario Primera Plana, Mafalda junto a sus padres, su hermanito Guille, y sus amigos Manolito, Susanita, Miguelito, Felipe y Libertad, mostraba su cotidianeidad y la de su entorno, mientras ponía a pensar, primero a los argentinos, que ya se encontraban en medio de las puertas de los tres periodos de dictaduras; y luego a todo el mundo. Su fama fue tal, que alcanzó los cinco continentes, siendo hoy en día, el símbolo de los jóvenes inconformes con el mundo en el que habitan y que permanentemente se cuestionan sobre la realidad que viven y el escenario global en el que se desenvuelven cotidianamente. Motivo por el cual, el afamado filósofo italiano Umberto Eco le dio el apelativo que le hace justicia a la caricatura de Quino: “Mafalda, la contestataria”.

No obstante, las ideas para que Mafalda siguiese paseado por las rotativas del mundo, se le agotaron al mendocino, según sus propias palabras, en 1973. Pero a pesar de eso, el dibujante siguió con su aguda observación de la cotidianeidad en sus tiras cómicas que se republicaron en varios medios de comunicación de Colombia, y que alcanzo a ser replicada en Colombia por diarios de renombre como El Tiempo.

Luego del fin de las publicaciones, Quino se radica en la ciudad de Milán (Italia), pero su creación quedo como un legado amplio y pleno para la humanidad, sobre todo para los niños del mundo, luego de que ilustrara, a pedido de las Naciones Unidas y la UNICEF, la Declaración Universal de los Derechos del Niño.

Fuente: Youtube - Martha Abigail Fontana

En el año 2014, el argentino fue homenajeado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, por su aporte al airea de las comunicaciones a través de sus obras gráficas. Para ese entonces, y en la actualidad, su obra más consentida permanece vigente en la memoria colectiva y la cultura popular latinoamericana, que luego se replicó en varias producciones fílmicas, escenarios fijos y hasta en plataformas digitales.

La vida de Joaquín Lavado “Quino”, sorpresivamente se apagó en el amanecer del día de hoy; justo después de que Mafalda cumpliera 56 años de existencia el pasado martes 29 de septiembre, el día que apareció por primera vez en los impresos del Rio de la Plata. Las autoridades argentinas, figuras del periodismo, la cultura, la literatura, la vida social, el espectáculo y la animación han expresado por medio de los medios digitales, su pesar por esta importante pérdida; pero también celebran sus casi nueve décadas de existencia y su legado plasmado en aquella infante de pelo crespo quien ante la disparidad del mundo en el que le toco vivir, popularizo su mítica frase de “Paren el mundo, quiero bajarme”. Ahora fue su padre Quino, quien ha descendido del bus en el que Mafalda seguirá avanzando para la posteridad de la historia.